Cartillas

¿Cómo se Hacen Mapas?

Geografía para Niños

Suelos

Geografía para Niños

 


 

 

El INSTITUTO GEOGRÁFICO AGUSTIN CODAZZI – IGAC  es la entidad del Gobierno encargada de realizar los mapas y las investigaciones de geografía en nuestro país. Por esto, este instituto ha elaborado para los niños de Colombia la primera “Geografía para Niños”, donde podrás aprender cosas como que es el espacio geográfico, que es un mapa, como se elaboran los mapas, que tipos de mapas se pueden generar, para que se usan las coordenadas geográficas, cuales son los elementos que conforman nuestro planeta y como hacen posible la vida, donde están y quienes son los habitantes de nuestro país, cuales son las fronteras de Colombia y las características cada uno de nuestros departamentos.

Si quieres investigar sobre estos y otros temas geográficos debes consultar el libro “Geografía para Niños”, donde a través de sus páginas llenas de coloridas imágenes, fotografías y dibujos aprenderás un poco más de nuestra patria. Además te sugerimos algunas actividades para que desarrolles en compañía de tu familia y amigos.

Invita a tus padres a comprar este fantástico libro en el INSTITUTO GEOGRÁFICO AGUSTIN CODAZZI – IGAC.

Amiguitos:

 


  

 

Un niño de ojos muy grandes y brillantes, que le permitían observarlo todo. Poseía unas manos inquietas que eran atraídas por todo cuanto las rodeaba. Su cabeza estaba coronada de cabello rojizo, servía de albergue natural a mil fantasías e interrogantes, pues como suele sucederle a los niños... ¡quería saberlo todo!

Su nombre era Simón y tenía una profunda inclinación hacia las cosas de la naturaleza. Muy afamado era en el colegio por su conocido protocolo de preguntas: ¿Qué es? ¿Cómo funciona? ¿Para qué sirve? ¿Dónde está? ¿Quién lo hizo?

Un día al terminar su clase de geografía, Simón y su amiga Manuela, quien además de ser su compañera de estudio, compartía también sus inquietudes infantiles, encontraron un globo terráqueo y le dieron vueltas por largo rato, observándolo con gran detenimiento: Los continentes, los mares e islas pasaban frente a sus ojos y los podían tocar con sus propios dedos. ¡No debe ser tan grande como dicen! -afirmó Simón- y podríamos conocerlo. De inmediato empezaron a concebir su genial plan de «explorar el mundo». Habría que verlo desde lo alto -comentó Manuela-.

Indudablemente, esa era la mejor posición para observarlo y al instante sintieron el deseo de ser un enorme cóndor, como el que tiene el escudo nacional, pues estas aves sí pueden viajar a gran altura y divisarlo todo. Los cerros que rodeaban su ciudad les inspiraron la feliz idea de llegar a una de sus cumbres y poder observar mejor, o por lo menos más de lo que podían ver desde la planicie.

     Para continuar leyendo el cuento haz clic AQUI

  

 

Había una Vez....